Salud

La apnea del sueño

La apnea obstructiva del sueño es un trastorno, que puede ser grave, la respiración se detiene mientras usted está dormido porque las vías respiratorias se han estrechado o bloqueado parcialmente provocando que el flujo de aire hacia los pulmones cese parcial o completamente.

apnea-sueño

La apnea del sueño se produce por dos causa principales:

Apnea obstructiva del sueño, se da en más del 90% de los casos y en la cual se produce un estrechamiento de las vías respiratorias superiores, la garganta permanece lo suficientemente abierta durante el sueño para permitir el paso del aire. Algunas personas tienen una garganta más estrecha. Cuando los músculos en la parte superior de la garganta se relajan durante el sueño, los tejidos se cierran y bloquean la vía respiratoria. Esta detención de la respiración se denomina apnea.

Apnea central del sueño, que ocurre cuando el cerebro no envía las señales apropiadas a los músculos que controlan la respiración.

En el  caso de la Apnea obstructiva del sueño se determina la existencia de este síndrome cuando se producen:

  • pausas de la respiración de al menos 10 segundos durante el sueño.
  • más de 10 pausas de la respiración por cada hora de sueño.

En cuanto a los síntomas los ronquidos son la manifestación más visible que puede alertar al paciente sobre la posibilidad de tener apnea del sueño. Las personas que padecen la enfermedad normalmente empiezan a roncar muy fuerte después de quedarse dormidos. Además, éste se interrumpe durante un periodo de silencio mientras el paciente sufre una apnea. Ese periodo de silencio va seguido de un resoplido con jadeo mientras el paciente intenta volver a respirar.

Como consecuencia de los episodios, el sueño del paciente no es reparador y aparece somnolencia diurna, presencia de fatiga crónica e incluso alteraciones respiratorias y cardiovasculares.

La persona con apnea suele levantarse con frecuencia para ir al baño, se despierta frecuentemente con la boca seca y al día siguiente nota cansancio, dolor de cabeza y con probabilidad de dormirse en situaciones inapropiadas, mientras conduce, lee o asiste a reuniones de trabajo.

Además, los pacientes con apnea pueden tener depresión, hinchazón de piernas o ser hiperactivos.

Hay varios tratamientos para la apnea del sueño, dependiendo de la historia clínica y la gravedad del trastorno. Casi todos los regímenes de tratamiento comienzan con cambios del estilo de vida, como evitar el alcohol y los medicamentos que relajan el sistema nervioso central (por ejemplo, sedantes y relajantes musculares), bajar de peso y dejar de fumar.

Muchas personas mejoran con aparatos orales para mantener la vía aérea abierta durante el sueño como por ejemplo el aparato de la empresa roncofer.